19 ago. 2010

LEYES INEXORABLES







1.-Todo cuerpo sumergido en la bañera hará sonar el teléfono.
2.-Todo cuerpo sentado en el inodoro hará sonar el timbre de la puerta.
3.-Cuando necesites abrir una puerta con la única mano libre, la llave estará en el bolsillo opuesto.

4.-La única vez que la puerta se cierra sola es cuando has dejado las llaves dentro.
5.-Cuando tras años de haber guardado una cosa sin usarla decides tirarla, no pasará más de una semana sin que la necesites de verdad.

6.-El seguro lo cubre todo. Menos lo que te sucedió.
7.-Los problemas ni se crean, ni se resuelven, sólo se transforman.
8.-Si sólo hay dos programas en la tele que valgan la pena ver, serán a la misma hora.

9.-La probabilidad de que te manches comiendo, es directamente proporcional a la necesidad que tengas de estar limpio.
10.-La velocidad del viento aumenta proporcionalmente según haya sido el precio del peinado.

11 ago. 2010

No tiene enemmigos


98 AÑOS Y NO TIENE ENEMIGOS UNA HISTORIA DE INTERÉS HUMANO, TODAS LAS MUJERES DEBEN DE VIVIR COMO ESTA BUENA VIEJITA.

Casi al finel de la misa, el sacerdote preguntó:
¿Cuentos de ustedes han perdonado a sus enemigos
La mayoría levantó la mano.
El sacerdote volvió a repetir la pregunta, todos levantaron la mano esta vez... ecepto una viejecita.
- ¿Señora Nely? ¿no está dispuesta a perdonar a sus enemigos?
- Yo no tengo enemigos - respondió dulcemente ella.
- Señora Nely, eso es muy raro, ¿Cuántos años tiene?
- Noventa y ocho - respondió la anciana.
Todos los presentes se levantaron y le dieron un aplauso.
- Oh, señora, ¿puede pasar al frente y decirnos cómo se llega a tener noventa y ocho años sin tener enemigos
La anciana pasa al frente y dice
- Porque ya se murieron todas esa cabronas.

28 jun. 2010

UN IMÁN EN LA NEVERA

Me gusta viajar, bueno, sería más cierto decir; me gustaría viajar.
La puerta de mi nevera, está adornada con esos imanes que se suele comprar en las ciudades visitadas, y que muestra el monumento más representativo de dicha ciudades. Ninguno es mío, todos son regalos de mis padres, de mis hijos, o de mi hermana, de cuando han viajado. Saben que me gustan esos imanes y se acuerdan de traérmelos.

Mi hermana, continuamente insistía en que tenía muchas ganas de que realizásemos un viaje juntas, supongo que era para sacarme de mi monotonía. Pues bien, hace unas semanas, me decidí y acepté. Esta vez, mi marido no podía oponerse. Él había regresado de su peregrinación a la aldea del Rocío. Todos los años le gusta hacer el camino a caballo para ver a la Virgen (muy devoto él) yo no voy, no me gusta; soy agnóstica, no me gusta beber, y tengo mucho “malaje” bailando, por lo tanto, allí no pinto nada. Él se va con unos amigos y durante nueve días, eso sí es verdad, gracias a la Virgen del Rocío, tengo; la casa, el coche y los niños para mí.

Como he dicho antes, acepté, y mi hermana y yo nos fuimos a Madrid, me encantó la experiencia. Fuimos invitadas por dos amigas de mi hermana. Laura y Ceyla, son dos hermanas de nuestro pueblo que viven allí por cuestiones de trabajo y estudios, ellas nos enseñaron la ciudad llevándonos a los lugares más emblemáticos. También fuimos al teatro, y se encargaron de que no nos faltase nada; unas amigas y unas anfitrionas magníficas.
Lástima que llovió todo el día, aun así, pudimos ir a la feria del libro, donde conocí en persona a mi amiga Mª Dolores (la bruja de Clarà) ganadora del concurso de novelas de Yoescribo en 2008. Fue casualidad que ella también estaba en la capital aquél mismo fin de semana. Quedamos y el encuentro fue emocionante.
Mª Dolores y yo, somos amigas desde hace mucho tiempo, aunque sólo nos conocíamos por internet y alguna vez que nos habíamos llamado por teléfono. El encuentro fue muy breve, las dos teníamos muchas cosas que hacer y muy poco tiempo para hacerlas. La lluvia también tuvo mucha culpa pues nos obligó a caminar deprisa, y nos impidió tomarnos un refresco en alguna terraza, como era mi idea desde un principio.

¿La anécdota del viaje? Bueno, pues se me ocurrió llevarme unos zapatos de esparto, son comodísimos. Por lo visto debían de estar sedientos, porque según andaba, iban absorbiendo toda el agua del suelo. Cada vez pesaban más, y llegó un momento que las tiras no aguantaron y cedieron. Los zapatos se rompieron, y casi descalza, tuve que entrar en una zapatería a comprarme otros. Mis viejos zapatos, comodísimos, se quedaron en Madrid.
El domingo amaneció soleado y nos fuimos de nuevo a ver la ciudad, esta vez, sin paraguas. A la hora del almuerzo, decidimos hacer un picnic en el parque del Retiro. Y luego más visitas por la ciudad.
Ocurrieron muchas cosa, pero sería una entrada larguísima, incluso resumiéndola queda larga ¿verdad?
En fin, en cuanto llegué a casa, coloqué en la nevera y en el centro de todos, el imán que traje de Madrid: me gustó haber colocado el primero traído por mí, sólo espero que no sea el único.

14 jun. 2010

¡¡¡HE VUELTO!!!!!




Sí, vuelvo al blog, ya es hora ¿no? Y me gustaría hacerlo con una noticia que, para mí, es estupenda.
Comienzo dando la bienvenida a una joven y emergente escritora. No, no me refiero a la personita que hay en la foto, ni mucho menos, ella apenas está despertando en el mundo y aún le queda mucho, mucho por descubrir.
La joven escritora a la que me refiero es a mi sobrina Xiomara, a ella, y a su amiga Marta, que juntas comienzan a escribir su primera novela. He leído varios capítulos y tengo que reconocer que son muy buenas y poseen una imaginación desbordante.
Puede que crepúsculo no sea el mejor libro del mundo, pero fue la novela que despertó en mi sobrina el amor por la lectura, así que bienvenido sea. Cualquier libro que consiga despertar en una persona, y sobre todo en un niño, la afición por leer, tiene su mérito.
No es frecuente, o por lo menos yo lo veo así, que dos adolescentes de catorce años dediquen su tiempo libre a reunirse para leer y escribir, y que lo hagan después de salir de clase y terminar sus deberes.
Notable, es escuchar que el tema de sus conversaciones es comentar el último libro leído, o rivalizar en quién lee más. Aunque pienso que eso da lo mismo, el hecho de que lean es ya de por sí meritorio. Me siento orgullosa de ellas, son dos chicas excepcionales y fantásticas.
Uno a uno, os iré visitando a todos.

25 feb. 2010

El observador

Un fresco aroma envolvió la plaza tras la fina lluvia veraniega. Las palmeras, muy dignas ellas, alzaron sus brazos agradeciendo cada gota. El lugar se quedó silencioso, y yo, escondido en el arriate, esperaba el momento oportuno para salir. Desde mi posición, observé los columpios, toboganes y ruletas que esperaban pacientes el regreso de las risas.
Me acerqué a un banco de hierro que el tiempo se había encargado de deslucir. Los bancos de los parques son buenos confidentes ¿Cuántos secretos habrá escuchado? y sin embargo ahí está, discretos, inmutable, y seguramente echando de menos los coloquios diarios.
Con pasos cortos, me coloqué junto a la fuente que hay en el centro, cautelosamente para no ser visto. Al igual que las plantas, agradecí la lluvia pues estaba sediento. La comida no me importaba, me bastó una ojeada para comprobar que había mucha por todas partes: los niños pacas veces se comen toda la merienda, lo sé porque los veo a diario. Me gusta observar a los niños, a sus madres, desde luego siempre escondido, siempre desde lejos, y aun así me llegan sus risas ¡cuánto me gustan las carcajadas sinceras de los niños!
Tenía que apresurarme, había escampado y el griterío volvería a la plaza. Me acerqué a la fuente, y sorbo a sorbo fui saciando mi sed. Luego, con una rápida y profesional acrobacia, atrapé con mi pequeño pico un trozo de pan con mantequilla y me lo llevé a mi escondite; un nido, en la rama de un árbol, en la esquina derecha de la plaza.

1 feb. 2010

Un poco de autoestima

Hace algunos días me planteé dejar a un lado mi “faceta de escritora” me dije: no vales para escribir ¿qué leches haces escribiendo? La verdad es que me lo he planteado en varias ocasiones.
Últimamente no tengo cabeza para relatos ni historias, últimamente, los problemas ocupan mi mente y no me deja pensar en nada más. Pero creo que es algo pasajero, que cuando esto acabe y las cosas se solucionen, la musa me visitará de nuevo (necesito creerlo).
Revisando los correos, analicé las anotaciones que he tenido sobre mi novela, y aunque no lo crean, o no me lo crea yo, le di otro punto de vista. Creo que después de todo no son malas críticas, que arreglando un poco de aquí y otro poco de allá, algo se puede hacer.
Ya sé que en alguna ocasión he hablado de mi novela y de la respuesta del editor, pero necesito subir mi autoestima, y por primera vez me diré algo bueno, pues lo necesito para creérmelo.

La sinopsis de mi novela jamás la he colocado en mi blog, creo que ya es hora de hacerlo.

EL CORAZÓN DE NÁCAR
Con sólo catorce años, Raquel fue violada. El hecho engendró en ella una fobia hacia los hombres difícil de controlar. Diez años después, su amiga Susana desaparece en circunstancias extrañas. Susana (aun desaparecida) es acusada de ser la cabecilla de una red de corrupción de menores. Para Raquel, eso era imposible. Su amiga de la infancia, la única que sabe su secreto y lloró con ella aquel día, no podía formar parte de algo tan monstruoso. No obstante, para demostrarlo y poder encontrarla, tendrá, junto a un joven policía, que introducirse en la organización, se verá obligada a enfrentarse a sus miedos para así probar que Susana es ¿inocente?

Nota de la editorial C&M
Estimada María Jesús:
Recibimos correctamente su manuscrito y ya lo valoramos en la editorial.
La historia promete, pero debería trabajarla más, ya que está escrita muy plana y con poca profundidad en los personajes. Lo que sí le comento, es que si trabaja un poco más en el estilo, puede llegar a ser una buena escritora.
Le comento esto porque se puede sacar más provecho a la novela "El corazón de nácar", ya que la trama da mucho juego.
Lo sentimos, porque siempre es lo más duro que nos cuesta decirles a los escritores.
No obstante podría probar en otras editoriales y espero que no pare su creación literaria este comentario nuestro, ya que también nos podemos equivocar, y no es la primera vez.
Reciba un saludo muy cordial.

Profesora de creación literaria.

María Jesús,he leído tu novela.
Tienes una gran habilidad para crear tramas y subtramas, mantener un buen ritmo, poner en funcionamiento a personajes diversos, describir bien las acciones, crear tensión y expectativas y mantener la obra sin decaer hasta el final pero ... necesitas trabajar más las descripciones, romper con personajes estereotipados y diálogos previsibles. Hay que describir a los personajes para anunciarlos y también a lo largo de la obra y hacer descripciones de espacios y lugares para que los lectores/as sepan dónde están en ese momento. Hay que ambientar la obra. Debes prescindir de los diálogos que no hacen avanzar la acción sino que la redundan y de aquellos diálogos que no aportan nada a la trama. Mantienes un tono muy distante y debes involucrarte más en la historia, en los personajes. Los personajes deben ir evolucionando a lo largo de la obra porque ellos son la historia pero a veces te mantienes, como narradora, a demasiada distancia.
En resumen: eres muy buena ideando tramas y haciéndolas avanzar pero necesitas centrarte también en la parte artística de la prosa aunque la obra sea detectivesca o de intriga.
Un abrazo, Mamen


Blanca Miosi es una escritora que tiene dos libros publicados. Ella también me dio su opinión, fue muy explícita y minuciosa en ella, lo cual se lo agradezco porque dedicó mucho tiempo en analizar mi novela. Perdonen que no lo pueda poner, pero Blanca me hizo un análisis más detallado, analizó mi novela paso a paso, y si coloco su opinión, desmantelaría la trama de la novela. Por lo tanto sólo pondré lo que se puede poner, aunque suene a vanidoso por mi parte.

Querida Mjesus:
Leí tu novela y me pareció muy buena, el argumento, el planteamiento, la resolución, el final, indican tu clara vocación hacia la escritura, posees imaginación, y sabes crear ambiente.

Intentaré seguir escribiendo, aunque sólo sea porque me gusta hacerlo. Nunca me planteé publicar, por lo tanto, si no publico nunca, no creo que sea una decepción.

19 ene. 2010

Haití

Algunos problemas personales me han impedido entrar en mi blog y en el mis amigos. Naturalmente unos problemas insignificantes comparados con la enorme desgracia acaecida en Haití. Es cierto que debemos colaborar en lo que podamos, y es mucha la rabia que nos envuelve cuando miramos las noticias y vemos los sufrimientos de los heridos, la desesperación de los supervivientes, la impotencia de los que intentan controlar el caos… Es en estos momentos es cuando me pregunto ¿quién o qué es capaz de enviar tantas desgracias para los menos desfavorecidos? Es irracional que la naturaleza (o quién sea) se empeñe en “castigar” a los que ya son desgraciados sin su ayuda. No quiero decir con esto que algunos merezcan las desgracias más que otros, es sólo que me parece injusto que las desgracias siempre sean para los más desgraciados.
Ver a tanta gente pelear por un poco de comida, y luego mirar a mi alrededor y contemplar cuánta comida se desperdicia… no sé a vosotros, pero a mí me dan ganas de llorar.

1 ene. 2010

Regalo de Navidad


Había un hombre que trabajaba en la oficina de correos, procesando las cartas que traían la dirección ilegible.
Un día llegó a sus manos una carta con escritura temblorosa y que iba dirigida a Dios, pero no tenia dirección alguna. Como esa carta no iba a ir a ningún lado, decidió abrirla para ver de qué se trataba.
“Querido Dios: Soy una viuda de 84 años que vive de una pequeña pensión. Ayer alguien me robó el monedero, que tenía 600 euros. Era lo que me quedaba para el mes, y ahora voy a tener que esperar hasta el mes que viene. No sé qué hacer. El próximo domingo es Navidad y había invitado a dos amigas mías a cenar, pero sin dinero, no tendré qué ofrecerles; no tengo ni comida para mí. No tengo familia y eres todo lo que tengo, mi única esperanza. ¿Me podrías ayudar? ¡Por Favor! Sinceramente, María”
Fue tal el impacto que la carta causó al empleado postal, que éste decidió mostrarla a sus compañeros de trabajo. Todos quedaron sorprendidos, y comenzaron a buscar en sus bolsos y carteras. Al final de la tarde habían hecho una colecta de 520 euros. Los guardaron en un sobre y lo mandaron a la dirección de María. Esa tarde, todos los empleados que cooperaron sintieron una gran satisfacción que tal vez no experimentaban desde hacía mucho tiempo, al saber lo que habían hecho por María y sus amigas. Llegó la Navidad y se fue. Algunos días después de la Navidad, llegó a la oficina de correos otra carta de María. La reconocieron inmediatamente por la escritura y porque iba dirigida a Dios. La abrieron y todos con curiosidad leyeron lo que decía:
“Querido Dios: Con lágrimas en mis ojos y con todo el agradecimiento de mi corazón te escribo estas líneas para decirte que hemos pasado, mis amigas y yo, una de las mejores Navidades de la vida. Y todo por tu maravilloso regalo. Debes saber que siempre hemos sido fieles a tu mandato y hemos guardado todos tus mandamientos, tal vez esa sea la razón de tu benevolencia con nosotras. ¡Gracias, Dios!
Por cierto, faltaban 80 euros. Seguro que se los han quedado, esos hijos de… esos sinvergüenzas de Correos...