25 feb. 2010

El observador

Un fresco aroma envolvió la plaza tras la fina lluvia veraniega. Las palmeras, muy dignas ellas, alzaron sus brazos agradeciendo cada gota. El lugar se quedó silencioso, y yo, escondido en el arriate, esperaba el momento oportuno para salir. Desde mi posición, observé los columpios, toboganes y ruletas que esperaban pacientes el regreso de las risas.
Me acerqué a un banco de hierro que el tiempo se había encargado de deslucir. Los bancos de los parques son buenos confidentes ¿Cuántos secretos habrá escuchado? y sin embargo ahí está, discretos, inmutable, y seguramente echando de menos los coloquios diarios.
Con pasos cortos, me coloqué junto a la fuente que hay en el centro, cautelosamente para no ser visto. Al igual que las plantas, agradecí la lluvia pues estaba sediento. La comida no me importaba, me bastó una ojeada para comprobar que había mucha por todas partes: los niños pacas veces se comen toda la merienda, lo sé porque los veo a diario. Me gusta observar a los niños, a sus madres, desde luego siempre escondido, siempre desde lejos, y aun así me llegan sus risas ¡cuánto me gustan las carcajadas sinceras de los niños!
Tenía que apresurarme, había escampado y el griterío volvería a la plaza. Me acerqué a la fuente, y sorbo a sorbo fui saciando mi sed. Luego, con una rápida y profesional acrobacia, atrapé con mi pequeño pico un trozo de pan con mantequilla y me lo llevé a mi escondite; un nido, en la rama de un árbol, en la esquina derecha de la plaza.

1 feb. 2010

Un poco de autoestima

Hace algunos días me planteé dejar a un lado mi “faceta de escritora” me dije: no vales para escribir ¿qué leches haces escribiendo? La verdad es que me lo he planteado en varias ocasiones.
Últimamente no tengo cabeza para relatos ni historias, últimamente, los problemas ocupan mi mente y no me deja pensar en nada más. Pero creo que es algo pasajero, que cuando esto acabe y las cosas se solucionen, la musa me visitará de nuevo (necesito creerlo).
Revisando los correos, analicé las anotaciones que he tenido sobre mi novela, y aunque no lo crean, o no me lo crea yo, le di otro punto de vista. Creo que después de todo no son malas críticas, que arreglando un poco de aquí y otro poco de allá, algo se puede hacer.
Ya sé que en alguna ocasión he hablado de mi novela y de la respuesta del editor, pero necesito subir mi autoestima, y por primera vez me diré algo bueno, pues lo necesito para creérmelo.

La sinopsis de mi novela jamás la he colocado en mi blog, creo que ya es hora de hacerlo.

EL CORAZÓN DE NÁCAR
Con sólo catorce años, Raquel fue violada. El hecho engendró en ella una fobia hacia los hombres difícil de controlar. Diez años después, su amiga Susana desaparece en circunstancias extrañas. Susana (aun desaparecida) es acusada de ser la cabecilla de una red de corrupción de menores. Para Raquel, eso era imposible. Su amiga de la infancia, la única que sabe su secreto y lloró con ella aquel día, no podía formar parte de algo tan monstruoso. No obstante, para demostrarlo y poder encontrarla, tendrá, junto a un joven policía, que introducirse en la organización, se verá obligada a enfrentarse a sus miedos para así probar que Susana es ¿inocente?

Nota de la editorial C&M
Estimada María Jesús:
Recibimos correctamente su manuscrito y ya lo valoramos en la editorial.
La historia promete, pero debería trabajarla más, ya que está escrita muy plana y con poca profundidad en los personajes. Lo que sí le comento, es que si trabaja un poco más en el estilo, puede llegar a ser una buena escritora.
Le comento esto porque se puede sacar más provecho a la novela "El corazón de nácar", ya que la trama da mucho juego.
Lo sentimos, porque siempre es lo más duro que nos cuesta decirles a los escritores.
No obstante podría probar en otras editoriales y espero que no pare su creación literaria este comentario nuestro, ya que también nos podemos equivocar, y no es la primera vez.
Reciba un saludo muy cordial.

Profesora de creación literaria.

María Jesús,he leído tu novela.
Tienes una gran habilidad para crear tramas y subtramas, mantener un buen ritmo, poner en funcionamiento a personajes diversos, describir bien las acciones, crear tensión y expectativas y mantener la obra sin decaer hasta el final pero ... necesitas trabajar más las descripciones, romper con personajes estereotipados y diálogos previsibles. Hay que describir a los personajes para anunciarlos y también a lo largo de la obra y hacer descripciones de espacios y lugares para que los lectores/as sepan dónde están en ese momento. Hay que ambientar la obra. Debes prescindir de los diálogos que no hacen avanzar la acción sino que la redundan y de aquellos diálogos que no aportan nada a la trama. Mantienes un tono muy distante y debes involucrarte más en la historia, en los personajes. Los personajes deben ir evolucionando a lo largo de la obra porque ellos son la historia pero a veces te mantienes, como narradora, a demasiada distancia.
En resumen: eres muy buena ideando tramas y haciéndolas avanzar pero necesitas centrarte también en la parte artística de la prosa aunque la obra sea detectivesca o de intriga.
Un abrazo, Mamen


Blanca Miosi es una escritora que tiene dos libros publicados. Ella también me dio su opinión, fue muy explícita y minuciosa en ella, lo cual se lo agradezco porque dedicó mucho tiempo en analizar mi novela. Perdonen que no lo pueda poner, pero Blanca me hizo un análisis más detallado, analizó mi novela paso a paso, y si coloco su opinión, desmantelaría la trama de la novela. Por lo tanto sólo pondré lo que se puede poner, aunque suene a vanidoso por mi parte.

Querida Mjesus:
Leí tu novela y me pareció muy buena, el argumento, el planteamiento, la resolución, el final, indican tu clara vocación hacia la escritura, posees imaginación, y sabes crear ambiente.

Intentaré seguir escribiendo, aunque sólo sea porque me gusta hacerlo. Nunca me planteé publicar, por lo tanto, si no publico nunca, no creo que sea una decepción.