21 jun. 2009

¡La primera foto!

Es la primera foto de mi nieto, o nieta (aun no se sabe), y estoy ilusionadísima: ¡voy a ser abuela!

Me resulta extraño: si parece que fue ayer cuando estaba cambiando los pañales a mi hijo, y ahora resulta que ¡él será papá!
Creo que a todas las madres les pasa; nos parece que nuestros hijos nunca crecerán, y aunque los veamos con casi dos metros de altura, pensamos que aun son unos críos que necesitan de nuestros cuidados… supongo que tendré que ir haciéndome a la idea de que ha crecido.
No comprendo cuando algunas amigas me dicen; ¡abuela, qué vieja! Para nada pienso que el hecho de ser abuela me haga ser más vieja, tengo los mismos años que hace tres meses, bueno soy tres meses mayor, pero igual lo hubiese sido si éste acontecimiento no hubiese sucedido ¿verdad?
Estoy feliz, y deseando tenerlo en mis brazos para mimarlo y consentirlo jeje (creo que ese es un privilegio que tienen las abuelas; agasajarlo y luego, ¡ala! con sus padres y que ellos lo aguantes) ¡qué mala soy! Jijiji

Vendrá para Navidad, y espero que con un pan bajo el brazo, como se suele decir.
La cosa está un poco chunga con esto de la crisis, y claro está, un niño requiere muchos gastos y todos queremos darle lo mejor para que no le falte de nada. Soy una persona optimista, siempre he visto la botella medio llena, por lo tanto estoy convencida de que todo saldrá bien, o mejor dicho: muy bien.

En fin, no tendré más remedio que ponerme a escribir cuentos, ¿los abuelos tenemos que contar cuentos verdad? pues se los iré entremezclando con los tradicionales.
Mis sobrinos me llaman “titamarichula” así que ahora seré "abuelamarichula" ¡jolín! pues sí que tendrá que aprender a hablar bien éste niño, la palabrita parece un trabalenguas.

Siempre es motivo de alegría una nueva vida, y más aun si ese nuevo ser que viene, es un cachito tuyo.



Publicar un comentario