16 nov. 2009

No olvides a los que olvidan



El Alzheimer es una enfermedad cruel, una enfermedad que no distingue de clases sociales, razas, ni religión. Es una enfermedad neurodegenerativa que se manifiesta como deterioro cognitivo y trastornos conductuales. En palabras coloquiales: la persona pierde progresivamente la memoria y poco a poco vuelve a la niñez.
A estas personas hay que darles, amor, ternura y comprensión. Sobre todo comprensión y paciencia, mucha, mucha paciencia.
Escribí un relato, es cómo yo veo la enfermedad. Quizás algunos ya lo habéis leído, para los que no y les apetece:http://mjesusmitrebol.blogspot.com/2008/12/recuerdos-olvidados.html
.
Los familiares son los que peor lo pasan, pues ven cómo el enfermo va olvidando. Primero cosas insignificantes, y poco a poco; su pasado, su presente, su sabiduría… su historia.
Lo principal, es que nosotros no olvidemos que fuimos niños, y ellos estuvieron allí con nosotros, respondiendo a nuestras preguntas, enseñándonos sin importarles las veces que tenían que llevarnos de la mano.



Publicar un comentario